vie
15. nov 2019

SIGLO XX

En Bolivia el cáncer en el cuello del útero es la primera causa de muerte de las mujeres y el cáncer en general es una de las primeras causas de muerte de los bolivianos.

En Bolivia el cáncer en el cuello del útero es la primera causa de muerte de las mujeres y el cáncer en general es una de las primeras causas de muerte de los bolivianos.

El cáncer en el cuello del útero ataca a 72 mil mujeres y mata a 34 mil cada año en América Latina y el Caribe según la Organización Panamericana de la Salud.
2 millones 800 mil enfermos de cáncer en general son registrados cada año, si no se toman previsiones para el 2025 serán 4 millones de enfermos y casi 2 millones de muertes, según esa misma organización.

Haber tomado previsiones fue:

- Haber ayudado a mejorar conductas y hábitos de la población, comer sano, realizar más actividades físicas, la visita al médico.
- La vacuna a la población infantil, especialmente contra los papilomas humanos.
- Llegar al 70 y 80% de las mujeres con pruebas de Papanicolaou y otros métodos de detección temprana del cáncer.
- Haber invertido “a tiempo” en hospitales especializados, profesionales especialistas y equipamiento suficiente para el tratamiento de los enfermos con cáncer.
- Además de una mayor inversión en salud y muchas otras más

Hace más de 8 años se había pedido tomar todas esas previsiones.

El año 2013, la Organización Mundial de la Salud apuntó como meta hasta el 2020 reducir en una cuarta parte o 25% las muertes provocadas por el cáncer, ya estamos a 2019 y los enfermos se multiplican y las muertes también.

En Bolivia el cáncer en el cuello del útero es la primera causa de muerte de las mujeres y el cáncer en general es una de las primeras causas de muerte de los bolivianos.

Desde hace 3 años se vacuna anualmente a niñas de 10 a 12 años contra el virus del papiloma humano, causante del cáncer cérvico-uterino.

Muchas mujeres de las comunidades y de las provincias dudan de las pruebas de Papanicolaou porque a falta de laboratorios de citología ubicados en lugares estratégicos, los resultados de esas pruebas se entregan, 2 y 3 meses después y en algunos casos nunca se les entrega.

El gobierno reporta la inversión de más de 1.400 millones de dólares en más de 40 hospitales en el país uno de ellos especializado en el tratamiento de los enfermos de cáncer.

Los oncológicos de La Paz, Santa Cruz y Chuquisaca son los más conocidos ¿Son los únicos de carácter público? No se dan abasto ante la creciente cantidad de personas enfermas con ese mal.

El llamado Sistema Universal de Salud promete a partir de este año, pero dicen progresivamente, atender todas las enfermedades de la población que no tiene seguro médico, incluido el cáncer.

Llallagua y Uncía tienen, por ejemplo, leyes municipales de lucha contra el cáncer cérvico uterino, pero se quedan pulgas en presupuesto y atención ante la demanda de tratamiento de mujeres que ya tienen ese cáncer.

El diputado Amilcar Barral presentó una propuesta de Ley para que personas individuales aporten un boliviano, otro porcentaje las alcaldías y otro más las gobernaciones, el dinero restante el Estado central para una atención integral a los enfermos de cáncer. Como esa hay otras propuestas…

 

0
0
0
s2smodern